Ir al contenido principal

Esos dias de Labios Rojos

Momentos como estos necesito de un labial rojo.

Esos momentos en la vida en la que simplemente quieres darte por vencida, no es miedo, no es rebeldía, es simplemente un agotamiento que llega a tus huesos, y te va carcomiendo tu voluntad. Solo quisiera dejarme ir. Siempre fui de las que decía que esa decisión era muy fácil, simplemente dejar ir todo, ignorar a la gente a tu alrededor como estoy haciendo en este momento en este café en el que me encuentro sentada de nuevo, cerrando mis oídos y mis ojos a mi alrededor. Me pongo a recordar ese moments en que era una niña y todo parecía más fácil, digo que parecía pero yo estoy consciente que no era así, mi vida nunca fue fácil, desde el inicio de los tiempos me di cuenta de la realidad a la que me enfrentaba. Estaba sola. Estoy sola. Así es esto y no puedo luchar contra ello. He tenido muchos amigos que van y vienen y realmente te puedo decir que tengo mi grupo de amigos íntimos, los tengo, pero eso no significa que entiendan. Ellos no saben lo que es no poder dormir en la  noche por la culpa que tengo en mi corazón, la lucha interna contra mis demonios que me van tragando y simplemente me hacen querer pausar, me hacen querer derrumbarme porque no me siento lo suficientemente limpia para las personas a mi alrededor. ¿Cómo llegue a este punto? 

Esa pregunta me carcome el alma enormemente. ¿Cómo llegue aquí? ¿Cómo es que alguien tan joven puede sentir tanto dolor en su corazón? ¿Cómo es posible que me sienta tan derrotada y destrozada para enfrentar la vida que apenas va empezando? Veo los carros pasar, uno por uno, y me imagino la vida que cada uno tiene dentro, ¿Te imaginas? 
Por ahí en este mundo se encuentra alguien que se siente como yo, tal vez ha vivido cosas muy similares y a pesar de ello, cuando imagino a esa persona estoy segura que la odiaría, porque entonces, solo entonces entendería que todo tiene una salida, entendería que sí puedo luchar y salir adelante. Permíteme contarte que este par de noches he recordado lo que él me dijo, no puedo borrar esa pregunta de mi cabeza ¨tú eres una persona muy triste, ¿Cómo has lidiado con ello todos estos años?¨. Eso aunque en ese momento me saco una carcajada, te puedo jurar que algo dentro de mí se rompió. ¿Cómo puede ser que la gente que me conoce íntimamente me tenga en el concepto de ser una persona deprimida? No te equivoques, no es algo malo y sé que ciertamente lo estoy pero, yo era la persona que presumía de siempre tener una sonrisa en la cara, y siempre ir hacia adelante y tener una salida para todo y se una "señorita súper positiva", a veces me pregunto ¿Que paso? ¿Que me rompió al grado en que llegue aquí? ¿Cuál fue el detonante? 

De niña nunca me importo cuantas veces me caía, yo sabía que me iba a raspar y es todo, simplemente me iba a levantar y hay quedaba todo mi dolor no hacia mucho rollo por ello pero ahora me da terror caerme porque aunque no lo diga en voz alta, siento que esta vez he perdido toda la motivación que tenía antes para levantarme y luchar por mí misma y si caigo no podre levantarme y no habra nadie para ayudarme. 

No es justo que me sienta de esa manera, no es justo para mí misma y lo entiendo, y mucha gente pudiera leerme y pensar que tal vez tengo impulsos suicidas y te voy aclarando algo, NO, no los tengo, amo vivir y ese es el punto de este asunto que hace que me vuelva loca y me llene de coraje hacia mi misma. Disfruto de manejar en la noche y del aire que golpea mi rostro cuando voy en la carretera, disfruto de los CD de música que pongo en mi carro y escucho a todo volumen y cantando a gritos, disfruto de la comida deliciosa de los lugares inexplorados que voy descubriendo, disfruto de una buena taza de café caliente y humeante, disfruto de la risa de mi hermano y de mis amigos amados, disfruto la compañía de gente a mi alrededor que sé que me aprecia y disfruto las pequeñas cosas como el color de los arboles cuando les pega la luz del amanecer, del silencio a las 4 de la mañana cuando eres solo tú y el mundo, disfruto de eso, de sentirte viva y sé que entre más me concentre en ello podre salir de esta pausa, de este espacio en blanco en esta libreta.

Por ahora, simplemente me terminare este cafe que tengo en mi mano y escuchare mil veces mas esa cancion de Katelyn Tarvver y seguire con esta noche, me quedan dos libros por terminar y una libreta que dibujar y unos labios rojos que retocar. 
2 comentarios

Entradas más populares de este blog

Incoherencias de una Soñadora

Hoy escuche una canción que me toco mi corazón, una canción que lleno cada espacio negro y tortuoso dentro de mi he hizo que derramara las mil y un lagrimas que he tenido atoradas por mucho tiempo, esa canción me transporto a ese prado verde a orillas de ese acantilado, el aire golpeando mi cabello y la oscuridad invadiendo el cielo, esa canción lleno de calidez mi corazón congelado, hizo que se derritiera y se ablandara y recordara lo que es sentirse amada, esa canción me mato y me revivió.
Hay días como hoy, que empiezo llena de vitalidad y termino como un saco golpeado, últimamente he sentido ese cambio en mi actitud, la sonrisa vuelve a mis labios y mis risas son sinceras, pero hoy fue el día que me sacudió la verdad que esta enfrente de mi. Necesito irme de aquí. Todo se derrumba a mi alrededor, literalmente. Quisiera que tuvieras mis ojos en este momento para que entendieras, para que comprendieras lo que es estar en mi piel, que vieras que es imposible para mi mantenerme a flo…

¨Stay forever, stay together... in the city of the lonely hearts¨.

Te extrano.

 He estado pensando este par de dias en ti. ¿Como estaras? ¿Que vas a hacer? ¿Te podre volver a ver? ¿O abrazar? Simplemente cuando todas estas preguntas se arremolinan en mi mente me abrumo de sobremanera, era muchisimo mas facil dejar de tenerte en mi mente antes, todo era mucho mas facil antes, cuando creia que simplemente nunca me tomaste en serio y nunca me llegaste a apreciar tanto como yo lo hice. Pero ahora que se la verdad, ahora que se que sucede y que pasaba y sigue pasando por tu cabeza, me duele mucho. Desearia estar hay contigo para simplemente sentir ese calor tan delicisoso que tu compania me infunde, para simplemente acostarme a tu lado como lo hicimos esa tarde de domingo, hablando acerca de nosotros, nuestros problemas y nuestras verdades.

No puedo dejar de pensar acerca de esa tarde. Tu y yo en la cama, compartimos una tarde noche tan deliciosa y en paz, creo que eso es principalmente lo que me atrae de ti, cuando yo estoy contigo de esa manera tan desc…